Campo de juego / Foto: Cortesía Víctor García (unsplash.com)

La evolución del diseño de la cancha de fútbol

Si te gusta el fútbol y aseguras que no te gustan las matemáticas es porque algo has estado ignorando durante mucho tiempo. Rectángulos, círculos, semi círculos, ángulos rectos y líneas perpendiculares y rectas invaden el gran lienzo verde donde niños, adolescentes, adultos y ‘veteranos’ se divierten día a día ¿Pero alguna vez te has preguntado el origen de la creación del diseño del campo del deporte más famoso del mundo?

A pesar de que los paraguayos piensen otra cosa, cuando los jóvenes ingleses crearon las primeras reglas del ‘football’ en un bar londinense, se imaginaron un deporte sin cancha. Sí. Solamente con dos arcos, cuatro banderas en las esquinas y… a jugar.

Tuvieron que pasar décadas para que, según cuenta la BBC, la International Football Association Board (IFAB por sus siglas en inglés) poco a poco comenzó el diseño del rectángulo más famoso del planeta. La idea fue llevada a la práctica por la dificultades técnicas. Claro, con la profesionalización del deporte, había que dar un paso al frente y desde entonces, a nadie se le ha pasado por la cabeza modificar el diseño. Los estadios se modernizan, los jugadores evolucionan, los técnicos emprenden, los directivos administran (para bien o para mal), los oficiales de la FIFA adoptan nuevas reglas, pero el diseño no se toca. 

La cancha tiene algo especial que hace que hasta personajes del mundo del arte y la ciencia se detengan a ‘piropearla’. «Hay algo en el deporte que tiene que ver con la justicia. Eso se ve en la geometría de la cancha de fútbol. Es equilibrada y tiene una simetría matemática. Simetría significa equidad», admite Alex Bellos, matemáticos y también autor de libros de fútbol. 

«Es una pieza asombrosa de cultura visual. Es elegante, simple y precisa pero al mismo tiempo increíblemente rica y compleja. Fue diseñada por un comité, el tipo de comité del que no esperarías que saliera un diseño espacial», continúa el arquitecto Sam Jacob, quien también admite que se parece a una obra de Piet Mondrian, un pintor vanguardista de la primera mitad del siglo XX. 

 Obra de Piet Mondrian / Foto: Getty Images

A pesar de esa idoneidad con la que gozan ahora, las canchas tampoco lucen como hace siglo y medio. Por ejemplo, algunas tenían formas parecidas a un rombo, con esquinas curvas y no perpendiculares;  y la longitud del campo llegaba a medir hasta ¡180 metros! (en 1897 fue recortada a 118 metros).

En 1866, también llegó un cambio importante: se obligó a pintar las líneas que bordeaban el gramado para disminuir las continuas discusiones. Si ahora nos quejamos de jugadas incluso con el VAR, imaginémonos peleando por un saque de banda cada par de minutos. 

Embed from Getty Images

Con la modernización del deporte, a finales del siglo XIX llegaron otras adiciones al diseño. En 1891 se añadió el círculo central, pero fue más un cambio estético que otra cosa. De hecho, la circunferencia apareció una década antes que la línea del medio que ‘pica’ al campo en partes iguales. 

La llegada del Siglo XX trajo consigo modificaciones que desencadenaron en nuevas reglas en el juego como tal. La hoy conocida ‘area grande’ antes era una zona dividida en tres (5, 10 y 16 metros), diseñada para ejecutar el último de los grandes cambios: el penal. Incluso, el área del arquero (ubicado en el ‘área pequeña’ de la actualidad) para la época tenía la forma de una ‘B’.

Diseño de cancha de fútbol de comienzos de Siglo XIX / Foto: Cortesía BBC

Por cierto, el ‘penalty’ se podía ejecutar desde cualquier zona de 10 metros (¡Una locura!). No obstante, en 1902, se instauró el área y el punto de penal como lo conocemos hoy en día. 

Si te preguntas de dónde salió la media luna del área grande que tiene forma de ‘D’, la misma fue instaurada en 1937 para delimitar mejor la zona y evitar invasión en los penales.

¡Que no me toquen más el diseño del rectángulo más lindo del mundo! (Amén)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *