Foto tomada de la cuenta de Twitter @DonFutboI

Dos equipos, dos nombres y un mismo escenario: el adiós a San Siro

Cuando suba el telón de la temporada 2022-2023 de la Serie A de Italia, Milan e Inter de Milan seguirán compartiendo sede; sin embargo, ahora lo harán en una nueva estructura.

El mítico Stadio Calcistico San Siro, un templo del balompié en Europa y que ha visto partidos históricos de la disciplina, será demolido para darle paso al nuevo hogar de los dos mencionados clubes.

En sus entrañas hay recuerdos inolvidables y fechas marcadas en fuego. El gramado ha sido casa de cuatro finales de Liga de Campeones, segunda mayor cantidad solo superada por Wembley, y también ha organizado nueve encuentros de Mundiales.

De un lado, San Siro es casa del Milan, pero en la acera de enfrente se le conoce como el estadio Giuseppe Meazza, en una de las más grandes particularidades del fútbol mundial.

¿Quién manda?

En el año 1926 abrió sus puertas la imponente estructura. En principio, la obra era propiedad del Milan, pero en 1935 el gobierno italiano adquirió la sede. Un poco después, en 1947, el Inter fue asignado a este como su hogar, compartiendo cancha con los Rossoneros.

En 1980, el estadio cambió de nombre de forma oficial, llevando la identidad del otrora atacante que vistió los uniformes de los grandes clubes de su país; no obstante, su éxito individual está ligado al combinado Neroazzurro.

En el Inter, Mezza jugó en dos etapas, la primera siendo la más importante al estar entre 1927 y 1940, para luego retirarse con ellos en 1947.

Embed from Getty Images

Cuestión de fanáticos

Pese a las alteraciones, todo queda del lado del seguidor. Por ejemplo, cuando es el Milan quien hace las labores como local, entre la fanaticada el nombre de la sede es simple: San Siro.

Mientras, si su rival de ciudad es quien se desempeña como cuadro de casa, el compromiso se lleva a cabo en el Giuseppe Meazza.

Sea cual fuera el nombre que los espectadores decidan usar, la grandeza y majestuosidad del coloso tiene fecha de vencimiento para dar paso a un nuevo recinto que contará con mayores comodidades y avances tecnológicos, pero que deberá ganarse su leyenda tanto como lo hizo el aún referente italiano.

Embed from Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *