Foto tomada de la cuenta de Twitter @MikeTeunissen

El Tour de Francia y la fascinación por el color amarillo

El ciclismo vive desde este sábado su cita más importante, el Tour de Francia. El evento, más allá del clásico final con un campeón alzando el título, queda marcado por el color amarillo, el cual acompaña al líder desde que culmina la primera etapa.

El maillot (camisa en francés) amarillo, representa la prenda de aquel que domina los tiempos de la carrera.

Cuestión de marca

El amarillo viste al líder del evento desde 1919. Hace 100 años, el Tour regresaba a la pista tras el parón entre 1914 y 1918 que se vivió por la Primera Guerra Mundial. La cita ciclística volvía a tomar forma, y en su regreso al asfalto, la organización decidió distinguir al líder.

La solución fue colocarle al hombre con los mejores tiempos de competencia la mencionada prenda que se inspiró en las páginas del diario L’Auto, hoy L’Equipe, patrocinante del campeonato.

El amarillo adornaba el rotativo y la manera de agradecerles por ser factor fundamental en dar a conocer todos los detalles de la carrera fue adoptar su tonalidad para reconocer al mandamás de los pedales.

Embed from Getty Images

Más colores

Además de este, otros tonos están presente en la carrera para reconocer a otro tipo de competidores.

Desde 1975, por ejemplo, se usa un maillot blanco con lunares rojos para determinar, según los tiempos registrados, al mejor escalador del evento, conocido también “El Rey de la Montaña”, origen vinculado a Poulain Chocolate, patrocinante por aquel entonces y con envoltorios de esos colores.

También cuenta con el maillot verde, pieza más universal, el cual muestra al que más puntos obtuvo en la cita, pese a que es el ganador quien registra el tiempo más bajo. La modalidad también fue adoptada en otros torneos, brindándole mayor amplitud al reconocimiento.

El maillot blanco sigue, aunque este como parte de un proceso de transformación para ser el detalle con el cual se le conoce hoy en día, pues antes era destinado a aquel ciclista completo, el que mejores números y tiempos mostrara como esprinter, escalador y también pieza fundamental al bajar el crono; sin embargo, desde 1975 acompaña al mejor competidor menor de 26 años de edad.

Embed from Getty Images

Competencia de prendas

Además de lo que ocurre en el Tour de Francia con el maillot amarillo, existe otro evento con el cual puede compararse lo que aquí sucede con una prenda de ropa.

En el golf, el Masters es la cita por excelencia de la disciplina, el torneo que todo aspirante quiere ganar. El Major que año a año se celebra en Ohio también cuenta con una valiosa particularidad al momento de determinar a su campeón.

A diferencia del Tour, donde el líder viste de amarillo al culminar la primera jornada, en el campeonato de golf se entrega al culminar la cita un saco verde que diferencia al resto de los participantes. La prenda de ese color la vestían los miembros del club de Augusta para marcar entre ellos y los presentes a los cercanos al sitio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *