Peter Crouch y el día que tuvo que elegir a cuál compañero atropellar

La carrera de Peter Crouch llegó a su fin. Fueron 21 años de acción en el fútbol para el espigado delantero, quien jugó en 11 clubes y perteneció además a la selección inglesa.

En su palmarés lucen tres títulos, todos en territorio local, con el año 2006 como el más prolífico, cuando sumó la Community Shield y la FA Cup mientras vestía el uniforme del Liverpool.

Precisamente fue con los Reds con los que llegó más lejos, disputando en la temporada 2006-2007 la final de la Liga de Campeones de Europa frente al Milan.

Peligrosa distracción

En la previa del juego por la Orejona, los miembros de la plantilla del cuadro inglés fueron llevados a un karting para liberar tensión, divertirse y no dejarse llevar por esa presión natural antes de un encuentro tan importante.

Couch no se lo perdió. Tomó el volante, puso el pie en el fondo del pedal y comenzó a manejar junto a sus compañeros.

Sin embargo, un inconveniente con su monoplaza generó caos en su humanidad y de ahí una difícil decisión.

“Me di cuenta de que mis frenos no estaban funcionando. Vi a Xabi Alonso y a Dirk Kuyt parados, viendo la carrera. Sabía que iba a chocar al menos contra uno de ellos y pensé: ‘¿quién es más valioso?‘. Entonces me desvié en la dirección de Kuyt, que saltó delante de mí”, confesó en 2017 al medio portugués O Jogo.

Embed from Getty Images

Derrota dolorosa

Aquella final fue para el Milan, que superó 2-1 al Liverpool. El gol de los Reds, curiosamente, lo hizo Kuyt. El holandés apareció al minuto 89 y descontó.

Después de revelarse la anécdota, el tulipán expuso su versión de los hechos: “Estuve muy cerca de partirme los tobillos en pedazos y seguro que me hubiera perdido la final de la Champions League”.

Ambos compartieron hasta el año 2008 en la entidad británica.

Embed from Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *