Atropello, secuestro y arrepentimiento: la pesadilla de Nathalie Birli

La historia es de película: Nathalie Birli, atleta austríaca especialista en triatlón, fue víctima de secuestro en Graz, al sur de su país natal, donde fue atropellada y posteriormente raptada por su captor.

La situación, aunque de entrada tensa, vivió matices distintos que terminaron con el autor de la acción devolviéndola incluso a la puerta de su casa antes de ser detenido por los cuerpos de seguridad.

El hecho

Luego de ser impactada por el automóvil del secuestrador, este se la llevó en la maleta del carro a una casa donde la mantuvo encerrada en un armario y después a darse un baño con agua fría. Luego de la situación, dijo al diario Kronen Zeitung que pensó incluso que moriría.

«Una parte de mí intuía que mi vida había acabado», aseguró.

Entre las torturas a las que la sometió el hombre, quien la amenazó con un cuchillo, se encuentran intentos de asfixia con toallas y golpes que derivaron en fracturas en un brazo y el cráneo.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

First race 2018 #doneanddusted👌 Macht Lust auf mehr mit den Mädels vom @unionradrennteampielachtal 💜 ©jmphoto #sphiuk #Pureathleten #FujiBikes #gsgcyclingwear

A post shared by Nathalie Birli (@nathi_birli) on

Convenciendo al delincuente

Pese a tratarse de toda una pesadilla, Birli no perdió la calma y llegó a lo más profundo el secuestrador, con quien logró entablar conversaciones para liberarla. Entre sus argumentos, la especialista en triatlón le habló sobre su bebé de 14 semanas, ablandando al delincuente.

Según su relato al mencionado diario, la mujer de 27 años escuchó al hombre, quien le habló de su dura infancia, donde a temprana edad murió su padre y le tocó convivir con su madre alcohólica.

La situación dio tal giro que, arrepentido, el secuestrador decidió abandonar su oscura lucha y llevó hasta su casa a Birli. Ahí se encontraba su esposo, quien ya había alertado a las autoridades sobre su desaparición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *