Alejandro Bedoya celebra su gol más sentido contra la violencia armada

El fútbol es una fiesta en celebración constante, y el gol, principal elemento de distracción en el juego, tiene su propio espacio para salirse del ritmo del choque y poner más color a la cita.

El júbilo luego de agitar las redes se manifiesta de distintas manera: bailando, corriendo sin la camiseta, yendo a la grada para explotar de alegría junto a los fieles fanáticos, o, por qué no, para provocar a sus rivales.

Pero en la Major League Soccer (MLS) hubo un grito a favor de todo un país.

Contra la violencia

En el compromiso del 4 de agosto entre Philadelphia Union y DC United, el estadounidense Alejandro Bedoya apareció en la ficha como uno de los anotadores que apareció en la goleada 5-1 para el combinado de Pensilvania.

Sin embargo, más que su influencia en el marcador, fue su exposición al abrir el marcador lo que lo convirtió en noticia.

Tras su diana, el hijo de padres colombianos se acercó a uno de los micrófonos ubicado a ras del gramado y gritó “¡Hey Congreso, haz algo ahora! ¡Pon fin a la violencia con armas! ¡Vamos!”.

La verdad en la voz de una figura pública. Un héroe de uniforme deportivo.

Un fin de semana trágico

Las palabras del jugador de 32 años de edad llegaron después que en El Paso (Texas) un hombre armado abriera fuego en un hipermercado para acabar con la vida de 20 personas. El hecho ocurrió el sábado en la tarde y no sería el único en poner a los ojos del mundo sobre territorio norteamericano.

Poco después, en la madrugada del domingo, otro atacante disparó dentro de un bar de Ohio, asesinando a 9 personas, incluida su hermana.

El acceso a las armas es un dolor de cabeza del que ningún encargado del país ha logrado zafarse.

Mientras las leyes imponen sus letras a favor de sus adquisición, los gobernantes han aplicado medidas para evitar que se trate de un uso masivo; no obstante, el esfuerzo no tiene tanto impacto sobre la política nacional.

Embed from Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *