Umaru Bangura

Atacan su casa por fallar un penal: la historia de Umaru Bangura

En el fútbol, como en toda competencia, no siempre se gana; y, cuando de penales se trata, aunque la jugada parezca fácil, no siempre se logra el gol. Umaru Bangura, capitán de la selección de Sierra Leona, lo sabe muy bien.

Durante un encuentro con la selección de Liberia, que definiría el avance en la clasificación al mundial Catar 2022, el defensa no logró que el penal cobrado terminara en gol. La acción no solo le costó a su equipo el pase a las clasificaciones para la del mundo, sino también su bienestar. 
 

Descontento sin control


Tras la derrota 3-2, la fanaticada de Sierra Leona dio a conocer su descontento; pero lo que comenzó con abucheos terminó en intentos de ataques físicos a Bangura y la destrucción de la fachada de su casa. 

“Fue uno de los peores días de mi vida. (…) No podía salir, no esperaba este tipo de hostilidad hacia mí”, explicó el jugador a la BBC. 

Durante el conflicto, los hinchas arremetieron contra las ambulancias de la Cruz Roja y los voluntarios que ahí se encontraban, dejando a cuatro de ellos heridos. Asimismo, los agresores lanzaron piedras a su residencia ubicada en Freetown, donde le causaron daño a las puertas y ventanas. 

Ante las reacciones, Umaru manifestó que hizo su “trabajo dando un paso adelante como capitán para dar el tiro al blanco”. Pese a que se siente se “realmente decepcionado” con los fanáticos, expresó su “deseo (de) pedir perdón (y) rogar por su perdón».


Un hecho condenable 


Ibrahim Nyelenkeh, ministro de deportes de Sierra Leona, aseguró a la BBC que lo ocurrido le había generado una gran decepción “con los sierraleoneses».
 
“Algunos matones descontentos fueron a la casa (de Bangura) y le arrojaron piedras. (…) No es bueno para el juego. Él es nuestro capitán y el fútbol es un juego de azar”. Asimismo, agregó que el vandalismo es una acción a la que están recurriendo muchos y cree “que deberían tomarse medidas para combatirlo».

Embed from Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *