Lo expulsan, rectifican y hace que lo expulsen

La segunda división española acaba de archivar en los libros de su historia un episodio algo particular: una expulsión a un jugador que luego se verificó que no merecía la roja, pero que segundos más tarde volvió para toparse nuevamente con una expulsión.

El evento se desarrolló durante el segundo tiempo de un duelo entre el Fuenlabrada y Girona. En el campo, un choque entre Cristóbal Márquez y Alex Granell fue el epicentro de una expulsión para el representante del Fuenlabrada; sin embargo, desde las cabinas el árbitro fue llamado para una reconsideración de la pena a través del VAR. Pese a que Márquez ya se encontraba fuera del campo, el colegiado fue en busca del volante pues la acción ameritaba era una tarjeta amarilla.

No obstante, ni siquiera se había reanudado el juego cuando Cristóbal y Granell tuvieron otro cruce de palabras. Al instante el principal sentenció la acción con una amarilla para ambos que, en el caso de Cristóbal, se convirtió en una expulsión, pero esta vez no había vuelta atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *