Spencer Haywood, el NBA que contrató sicarios para asesinar a su entrenador

Con 71 años y miembro del Salón de la Fama de la NBA, Spencer Haywood vive tranquilo en Las Vegas; sin embargo, para alcanzar la gloria atravesó un duro camino que casi acabó con su vida y la de uno de sus entrenadores.

A inicios de la década de 1980 y con el uniforme de Los Angeles Lakers, los vicios sedujeron al destacado basquetbolista, quien comenzó a consumir cocaína, algo que se reflejó en su rendimiento.

Con un apoyo mínimo dentro del tabloncillo, en entrenador Paul Westhead lo apartó gradualmente del juego, restándole minutos y generando rencor en el atleta.

Te puede interesar: Celebraciones en Los Ángeles disparan el coronavirus

Esa situación sacó el peor lado de Haywood, quien decidió contratar a dos sicario de Detroit para acabar con la vida de su coach. El plan era dañar los frenos del auto de Westhead y esperar un accidente mortal; no obstante, la actitud del jugador despertó la alerta de su madre, quien amenazó con llamar a la policía si algo raro ocurría.

Después de pasar por rehabilitación y completamente apartado de los Lakers, ofreció sus disculpas al entrenador. Pero, por más que ideó un plan siniestro, aseguró que el mayor daño se lo hizo a él mismo: «Era la gran oportunidad de mi vida… y la estropeé».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *