El robo de una bicicleta: el inicio de Alí

Muhammad Ali es considerado uno de los mejores atletas que el mundo haya visto, y aunque todos creen conocer la historia de este deportista, pocos saben que su pasión por el boxeo nació cuando le robaron su bicicleta.

Ocurrió en el verano de 1954 en Louisville, donde Cassius Clay, un pequeño de 12 años, fue interceptado por maleantes que le arrebataron su bicicleta, una Schwinn de color rojo y negro, valorada aproximadamente en 60 dólares.

Clay corrió en busca de ayuda y entró al gimnasio Columbia, dónde se topó con Joe Martin, un policía que también daba clases de boxeo en el lugar. Este le explicó que probablemente el vehículo no volvería, mientras Cassius aseguraba que la recuperaría así fuese con golpes.

– “Todo eso está muy bien, pero ¿sabes pelear?”, preguntó Joe.
– “No, pero pelearía”, dijo Muhammad.
– “Entonces, ¿por qué no aprendes, antes de ir desafiando a la gente?”, replicó Joe.

Desde entonces Cassius Clay comenzó a boxear con Joe como entrenador. Poco a poco su habilidad en el deporte crecía. Y diez años después el niño al que le robaron la bicicleta alzó su primer título mundial de los pesos pesados tras superar a Sonny Liston.

*Te puede interesar: El NBA que contrató sicarios para asesinar a su coach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *