Trump y un fake news para evitar la venta de los Buffalo Bills

Donald Trump también ha estado vinculado al mundo deportivo; pero uno de sus mayores sueños es ser dueño de una franquicia de la NFL, oportunidad que tuvo en 2014 y dónde se enfrentó a Jon Bon Jovi.

El actual presidente de los Estados Unidos, y candidato a la reelección, quiso comprar a los Buffalo Bills, pero tenía un competencia fuerte con un músculo económico más sólido: Bon Jovi y dos socios canadienses.

Trump estaba en desventaja, razón por la que se alió con Michael Caputo para difundir el rumor de que Bon Jovi y sus socios se llevarían el equipo a Canadá y otras fake news.

La información corrió rápidamente, llegando a medios locales e incluso a emisoras que se negaban a poner música de la banda como protesta a la supuesta acción. «Puedo jurar sobre una pila de biblias, porque tuve que tener esta dura conversación con mis dos socios, que el equipo nunca iba a salir de Buffalo. Desde el principio planeamos dejarlo en su casa porque si no, no sería nuestro. Incluso le dije a un concejal: ‘Me voy a mudar a Buffalo’«, contó el cantante a la revista GQ en 2018.

Finalmente, la guerra que impuso Trump hizo que la franquicia se negara a venderse al intérprete. «Estuvimos sentados con un cheque de 1.300 millones de dólares y habríamos comprado fácilmente al equipo a cualquier precio. Llegué a preguntar: ‘¿Qué tengo que hacer para salir de esta habitación como propietario?», agregó.

Sin embargo, aunque Trump logró que el equipo no quedara en manos del artista, no pudo tampoco adquirirlo pues los Buffalo Bills fueron vendido por 1.400 millones al empresario local Terry Pegula.

*Te puede interesar: Sean Conney, el 007 que quería el Manchester United

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *