La loca historia de Mike Tyson para evitar caer en un control de dopaje

Mientras Mike Tyson se prepara para regresar al cuadrilátero, la leyenda del boxeo rememora algunas de las cosas que hizo durante su paso como profesional, como usar un pene de plástico y orina ajena para burlar controles de dopaje.

Para nadie es secreto que Mike siente profundo interés por algunas drogas, especialmente la marihuana, lo que hizo que usara una prótesis conocida como «Whizzinator» y orina de su esposa e hijos para engañar los controles de la AMA.

En el 2000, Tyson dió positivo y tuvo que pagar una multa de 200.000 dólares tras su combate frente a Adrew Golota.

El próximo 28 de noviembre se enfrentará a Roy Jones Jr en un combate benéfico.

*Te puede interesar: Galileo, el ejemplar que vale más que Messi y CR7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *