El cine por encima del fútbol: la decisión de Rurik Gislason

Rurik Gislason fue considerado el futbolista más sexy del mundial de Rusia 2018. Ahora, el islandés decidió retirarse de la disciplina para dedicarse a un oficio totalmente opuesto al balompié: la actuación.

Su participación en la máxima cita del fútbol le cambio la vida, pues su atractivo físico lo hizo ser el blanco de muchas agencias para ser imagen de marcas.

Sin embargo, la experiencia no fue la mejor. Gislason confesó en una entrevista que el acoso que sufrió fue muy incómodo porque no solo le pedían fotos, también hubo personas que le podieron «que donara mi esperma». Y aunque se trasladó a Miami para tratar de recuperar la paz, no lo logró.

Ahora, a sus 32 años, decidió sacar provecho de la situación y aceptar las oportunidades que la industria del cine y la televisión le están dando. «Hay algunos proyectos interesantes en el futuro a los que he decidido decir que sí. Es un programa de televisión en Alemania y he decidido intentar estar en una película islandesa».

*Te puede interesar: La loca historia de Mike Tyson en un control de dopaje

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *