Madrugar vale la pena: los 587km para jugar con la Barça Academy

Thiago Cibrian es uno de los muchos niños que en Estados Unidos son parte de las escuelas de fútbol que el FC Barcelona tiene en el país. Pero para entrenar debe levantarse a las 3am y recorrer un trayecto de seis horas.

El pequeño de seis años y su padre, José, se levantan a las tres de la madrugada para emprender el viaje desde Andrews hasta Austin, Texas, dónde se encuentra una de las 10 academias que la franquicia catalana posee en el país, y que además es la más cercana al hogar de Thiago. Son unos 587 kilómetros.

«El sábado es el día más feliz de la semana para el joven deportista Thiago Cibrian. A sus 6 años, se levanta a las 3 de la madrugada para coger el coche y dirigirse a la Barça Academy Austin», pública con orgullo el club español en su red social Instagram.

Los padres de Thiago tomaron la decisión de inscribir a su hijo en la Barça Academy de Austin porque consideran que los métodos, la pedagogía de los técnicos y el ambiente, son adecuados para que el niño se desarrolle como futbolista y también como persona. Y aunque la institución les queda lejos, el sacrificio se traduce en disciplina, disfrute y satisfacción.

»De momento se lo está pasando en grande y aprendiendo mucho junto a otros jugadores y técnicos, lo que hace que el viaje no sea ninguna carga para ellos. Su habitación no deja lugar a duda… Thiago sueña con jugar un día en el Barça», concluye la publicación.

*Te puede interesar: El obituario dedicado a Messi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *