Dion Rich, el dueño de 35 Super Bowl

Hay leyendas de leyendas en la NFL, pero uno ni siquiera figura en los emparrillados. El personaje en cuestión fue un maestro del disfraz que tuvo la valentía, creatividad y ambición suficiente para colarse en 35 Super Bowl.

Dion Rich era dueño de una cadena de bares en San Diego, donde logró entablar una gran amistad con jugadores y directivos de los Chargers, cuadro que los invitó al juego por el campeonato de 1967. Ese fue el inicio de una rara aventura.

Te puede interesar: Trevor Bauer y una rara tradición

Poco apoco la organización lo invitaba a salir de viaje junto a ellos; sin embargo, logró idear un plan para colarse en los compromisos más importantes de forma ilícita: “Cuando hicieron el primer partido del Campeonato y descubrí dónde se quedaban en Los Ángeles, me levanté temprano, encontré dónde se estacionarían los autobuses y llegué justo antes que ellos. Cuando se bajaron del autobús, yo llevaba una chaqueta que un jugador de los Chiefs ya me había dado y me bajé del autobús con ellos y me dirigí al vestuario“, indicó el hombre en el año 2015 en entrevista a Rolling Stone.

La adrenalina le permitió ir más allá e infiltrarse en un total de 35 partidos por el título. Incluso en 22 de ellos vio las acciones desde el mismísimo terreno de juego.

Pero un día todo acabó. Para el Super Bowl XIII, los organizadores le tendieron una trampa. Uno de ellos se disfrazó de periodista y lo entrevistó: Rich confesó todo y con ello finalizaron sus aventuras en la NFL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *