Ross Chastin, el piloto que salió del trazado para comprar comida rápida

El Daytona 500 de NASCAR contó con todo menos fluidez. Accidentes y una fuerte tormenta obligó a sus organizadores a pausar por largos minutos la carrera; sin embargo, el tiempo pasó y algunos pilotos vieron estirar su jornada de trabajo.

Pero para Ross Chastin esto también se tradujo en una oportunidad clara para resolver su cena.

Te puede interesar: Encuentran a sicario que descuartizó a piloto de GT

Aún uniformado y mientras esperaba que el clima permitiera reanudar las acciones, el piloto tomó un auto de su equipo, Chip Ganassi Racing, y se acercó al McDonald’s más cercano para pedir comida.

El profesional se encargó se llevar a la pista tanto su cena como la del resto del equipo.

Una situación similar la protagonizó Chase Briscoe, quien prefirió comprar en Panda Express.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *